Te amaré


¿Porque quieres marcharte de mis ojos?
¿Acaso mi cielo no te basta?

Donde te esconderás que mi mente no te alcance

Te buscaré debajo de las piedras. donde termina el rocío,
donde se acaba el viento y se devuelven las tinieblas.

Te buscaré porque mi sol resplandece
en el plenilunio de tu lengua,
solo sentada en tu alma, extasiándome en tu palabra.

Te buscaré en el mar en calma,
ahí donde reposa tu hermosura
y esperaré que tu barca venga por mí
para anclarme en tu mirada,
ansiosa, apasionada,
candente sol que quema mi espalda.

Te hallaré guardado en la huella del pasado,
de un pasado que no me pertenece,
pero que haré mío luchando contra el mundo.
Volaré sobre las mariposas
que apuestan por tener tu boca.

Te haré mío en la espesura de un bosque congelado
y en las llamas de mi pelo abrigarás tu esperanza,
tu inquieta fe que logré descifrar en tu mundo de misterios,
inaudibles lamentos de tu piel enfebrecida
que yo sofocaré con el agua de mis besos.

Te haré mío en un otoño, en una primavera indecisa,
y en el lamento de lo inerte bañaré con lluvias tu verano,
amándote en lo incierto, amándote en lo humano,
para que seques con tu sol mis inviernos no anhelados.

¿Porque quieres marcharte de mis ojos?
¿Acaso mi cielo no te basta?

Donde te esconderás
que mi mente no te alcance

Te buscaré, te encontraré,
te esperaré, te haré mío,
aunque sea en el preciso instante
en que Dios me reclame como ángel.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada