Imaginame sin tí


Imagina que tu altar palidece
y se derrumba de mis hombros,
que mis alas de papel
se distorsionan
y no alcanzan a cobijar tu rostro.
Imagina que no te tenga
y que mis ojos se desperdicien
buscando tu imagen
en los trayectos que me acercan a tu historia.

No sería nada sin tu sonrisa en mi poesía,
sin tu energía en mi letargo,
sin tu existencia en mi memoria.

Imagina mi música sin tu melodía,
mis manos aferradas a tu sudor inexistente,
mi piel ansiosa carente de perfume,
inexpresiva, ausente.

No sería nada sin tu nombre
durmiendo en mi presente.

Mi dulce amor distante;
imagina mis pasos sin tu rumbo,
mi pasión sin la ruta que describe tu cabello,
sin el sol de tu mirada
donde evoluciona mi alma.

No sería nada sin tu boca que contagia,
sin tu lejana anatomía
protagonista de mis besos,
sin el sueño de tu voz
gobernada por mi espalda.

Mi amante amor ausente;
imagíname sin ti
y serás testigo
del dolor en su máximo exponente.
_

1 comentarios:

Jesús Brel dijo...

Donde la imaginación penetra,
donde hurga, donde acaricia...
cualquier sueño es posible,
aunque la realidad sea otra.

Besitos de colores.

Publicar un comentario en la entrada