Nadie comprendería



Nadie comprendería
cuando digo que el sol
está muriendo en mis manos,
cuando digo que mi presente
es mas corto que mi ayer,
cuando digo que mis ojos
reniegan de mirar un mismo día...

Solo tú desnudas mis lamentos
y me haces florecer
en una primavera eterna...
solo tú predices mi futuro
en este oasis incierto
que se alza irrazonable
entre un querer y una realidad ambigua...

Nadie comprendería porque no sé
si soy de hilo o de espuma
si soy de mármol o de viento..
no sé si vivo para ver morir mis ansias
o si muero para alcanzar el cielo...
tal vez soy de aire
o quizás de miedo...

Nadie comprendería
que solo sé que no soy yo,
que me siento como una luz perdida
desplazada por figuras de un ayer,
o quizás de un hoy
aunque ese hoy nunca llegó
y si llegó
seguramente naufragó en el fango
o quizás resbaló por un vientre equivocado...
o tal vez era mi vientre
y no pude tocarlo,
ya no había música en mis manos,
y si hubo música mis oídos no la alcanzaron
o quizás mi mente no lo aceptó
porque tú no estabas...
porque no venías...
porque tu voz ya no era mía...

Nadie comprendería
lo que escribo...
tal vez si, tal vez no tiene sentido...
solo tu presencia me indica un norte,
solo tu boca dirige mis pasos,
solo tu pelo me dice que hacer...

Nadie comprendería lo que siento
y mucho menos lo que escribo,
solo tú alcanzas a imaginar
porque hoy estoy en el mismo hoy que nunca llegó....


1 comentarios:

Jesús Brel dijo...

Tus poemas son cantares
que desnudan a tu alma,
son silencios encendidos
que desvelan circunstancias
que te encierran en tu piel...
y allí se ahogan tus penas.

Mi abrazo sincero,
Jesús

Publicar un comentario