Sin ti ... sin mi ... sin nada


Clamor sin cielo, lunas de noviembre inexistente,
un altar que palidece por carencia de los sueños.

Muda de las manos… silente herrumbre de mi voz.

¿Acaso sin tu piel es posible vomitar un verso?

Se despide la esperanza, se hacen grandes los declives,
muta la razón hacia el gemido que te extraña.

Vida mía, dime:
¿Cómo se nace de nuevo sin el sol de tu mirada?
¿A quién le vendo el dolor si estoy al límite del miedo?

Deshojo el tiempo caminando los recuerdos,
calidez sin par, elocuencia de lo cierto.

Lo confieso…
Medía la orilla de la ausencia
y anhelaba descubrir cómo se besan las distancias.
En ese momento… en el pasado,
cuando tú me amabas y yo adoraba tus silencios.
Cuando te tenía, cuando respiraba,
¡Cuando estaba viva!

 

1 comentarios:

Anthony.Polema dijo...

Me encanta tu blog :) el diseño y todo el contenido... Este poema, me desquebraja la mirada, es duro cuando tu compemento ya no te complement. es algo extraño, leí por alli en el ultimo parrafo "Yo adoraba tus silencios" pensé que nadie más (Que este loco :)) Sabe apreciar esos momentos en los que el mejor lenguaje son las miradas (Espero no equivocarme en esto)

Un placer leerte.
Besos y abrazos
Anthony.Polema

Publicar un comentario