Hay amores ... y amores


 
 
Hay amores que aclaman ser bebidos,
inquisidores de la piel de nuestros sueños,
desnudan nuestra alma
y horizontes de luz perfilan nuestro cuerpo.
Sosegados y eternos,
dejando caer pétalos de sol en nuestros dedos.

Nuestras manos lo cobijan, lo acarician sin fronteras,
la dulzura que destilan siempre imprime sus deseos.
Son mar, avidez de rosas su camino,
incita a mirar futuros escondidos;
relajante mirada que acaricia los sentidos.

Hay amores que nos hacen masoquistas,
clamor infame y despiadado de la música del alma,
lamento inconforme de nuestra intrínseca pasión.
Levitar sin ser oído en antros sucios del espacio,
apoplejía de cerebros no invitados,
todo un maullido de dolor envuelto en manos.
Son carroña, sarcasmo de vitrina,
gladiolos que anuncian la muerte de los pasos.

Hay amores que definen nuestra vida
en el corto tiempo de tu estancia,
abruman nuestra conciencia, desnudan nuestra flaqueza
y nos hace amantes de un sinfín de dichas inalcanzables.
Llenan de melancolía al reconocer sus alas,
se vuela juntos a la otra orilla de la noche,
entre lágrimas y sonrisas transcurre el alba.

Hay amores que marcan nuestra fe
y tiñen toda una vida de nostalgia,
en un minuto, en un segundo,
en el reducido espacio de un dolor infinito;
se pierden en la espesura del deber
y desvelan un corazón entristecido.

Hay amores que perduran con los años,
otros que sencillamente se mueren al nacer. 



4 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Extraordinario tu balance sobre el amor..

Asi hemos de verlo,en perspectiva para valorarlo,distinguirlo, elegirlo o rechazarlo..
La mente puede hacer todo eso.. pero el corazón se niega a razonar y se queda donde no debe.. y nos hace sufrir..!!

No obstante, aprendemos,nos sobreponemos y estamos alerta.. llegamos a dominar nuestro impulso y pasión.. !!

Precioso poema y recorrido por el sentimiento.Bella reflexión y profundidad.

Me alegro verte de nuevo.Espero que tu trabajo vaya bien y no dejes de escribir..

Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

Daniel dijo...

Y los que perduran nos preguntamos para qué.
Mi abejita, mi bobis, te quiero mucho.
Cuidate, extraño nuestros días de delirios.

Besitos y abrazos de extraños rictus melancólicos durmiendo al sereno en una noche sin luna negra ¿?

Javier Andrade (DATREBIL) dijo...

Vaya, qué casualidad!! Recién descubro tu encantador blog y me doy cuenta de que utilizaste para acompañar tu hermoso poema, una imagen que creé hace ya algún tiempo para un relato, que publiqué en uno de mis spaces de messsenger. Te quedó genial la entrada, no podía acompañar poema más tierno y sentido.
Hay mucho sentimiento en tu versos y en tu blog, me gusta.
Un placer pasar por tu rinconcito poético, Sarah.
Saludos.

VALE dijo...

"Hay amores que nos hacen masoquistas,
clamor infame y despiadado de la música del alma, lamento inconforme de nuestra intrínseca pasión."

Que pretendemos con esto aaa??
olvidar??
o simplemente o mejor dicho como siempre hacerme llorar??
Njd tia suficiente... ya tenemos mucho con la luna!!!.. jejeje Estoy cansada... jejeje pero de veraz que si es hermoso.. la feli como siempre!! la amo

Publicar un comentario