Paralelo a ti



Te vislumbro … hijo azul del infinito,
te comparo, me detengo,
inicio de nuevo el recorrido,
agrupo soles cuando te pienso,
me sumerjo en ti … en el blanco de tus sueños.

Todo es tan tuyo,
enhebrado elixir de la brisa;
tan absurdo y elocuente
tan fugaz y permanente,
tan pecador, tan inocente;
todo tú …
sublime invocación de mi sonrisa.

¿Tienes conciencia que mi prisión está en tus ojos?

Ellos …
Predadores de mi lógica y razón,
halago cadencioso de mi karma.
Incautos, aprehensivos,
opresores de mi ayer y mi mañana.

¿Eres consciente que mi voz está en tu alma?

Si … lo sabes.
Solo resta confesar
que mi universo está en tu almohada,
que me entrego al poder de tus silencios
y mis manos siempre te buscan en mi cama.
Ellas …
Esclavas sometidas por el fuego de tus ansias.

¿Sabías que sin ti mis pasiones no son nada?

Si … lo sabes.
Y solo resta confesar
que paralelo a ti está mi cuerpo,
que muerde polvo por tus besos
y no recuerda las fronteras ni distancias.
No hay paredes que dividan mi suspiro y tu mirada.

Paralelo a ti un instante que se escapa de mi boca
y se encadena a la tibieza de tu espalda.

2 comentarios:

MAJECARMU dijo...

SARAH,me pregunto de qué cielo vienes..?
¿quién te enseño a escribir asi..?
Es una marivilla tu expresividad..las contradiccines y giros que empleas,luciendo el sentimiento matizado y elevándose al lirismo más bello y sorprendente.

De nuevo me sorprendes y admiro esa grandeza y dignidad de tus palabras,amiga.

Un abrazo..y dime ¿quién te enseño a escribir asi..?
M.Jesús

Jesús Brel dijo...

No me sorprenden tus versos
ni tampoco tus lirismos...
tu forma siempre cautivadora,
directa y decidida.
Un placer leerte, mi dulce Sarah.
Te dejo mi abrazo para ti
y otro para mi amiga MAJECARMU.

Publicar un comentario